Los miembros de la comunidad LGBTQ+ tienen un alto riesgo de desarrollar depresión clínica. Muchas personas transgénero y de género diverso han intentado suicidarse. ¿Por qué existen estas disparidades y cómo se puede encontrar una atención médica solidaria y equitativa?

Conocer los síntomas de la depresión puede ayudarle a usted o a algún conocido suyo a obtener el tratamiento que necesita.

Riesgo de depresión en la comunidad LGBTQ+

Se calcula que entre 3 y 6 de cada 10 personas que se identifican como LGBTQ+ experimentan depresión o ansiedad en algún momento de su vida. El riesgo de depresión es el doble para quienes son lesbianas, gays y bisexuales que para el resto de la población. Para las personas trans, el riesgo es casi 4 veces mayor.

Una de las razones por las que los miembros de la comunidad LGBTQ+ se enfrentan a mayores tasas de depresión es la discriminación y los prejuicios. Más de la mitad de las personas en la comunidad LGBTQ+ ha declarado haber sufrido amenazas, acoso, violencia o comentarios hirientes sobre su orientación sexual o identidad de género. El aislamiento social también puede aumentar el riesgo de depresión en las personas LGBTQ+, por lo que pueden sentirse más solas y aisladas en su comunidad. También puede contribuir a ello el aislamiento geográfico. Se calcula que 2.9 millones de personas LGBTQ+ viven en condados rurales. Las comunidades pequeñas pueden hacer más visibles las diferencias y ofrecer menos posibilidades de apoyo y servicios.

Los miembros de la comunidad LGBTQ+ también pueden tener dificultades para acceder a la atención médica debido a creencias y acciones negativas. Puede aumentar el riesgo de depresión el no tener un buen acceso a la atención médica, sobre todo a la atención que afirma el género para las personas trans y de género diverso.

No es solo que las personas que se identifican como parte de la comunidad LGBTQ+ tengan más riesgo de sufrir depresión, sino que corren también un riesgo mucho mayor de suicidio. Y es más probable que tengan una depresión que interfiera en sus actividades cotidianas.

Un estudio reveló que el 13 % de las personas LGBTQ+ experimentaron síntomas de salud mental lo suficientemente graves como para interferir en sus actividades cotidianas. Esto se compara con el 4 % de los que no son miembros de la comunidad LGBTQ+.

Síntomas de la depresión

No todo el mundo presenta los mismos síntomas de depresión. Algunas personas quizá tengan solo unos pocos síntomas, mientras otras quizá tengan varios. Si sufre depresión, hable con un médico o una enfermera para que le ayuden, sobre todo si sus síntomas le impiden funcionar con plenitud en su vida diaria,

Los síntomas más comunes de la depresión son:

  • Sentirse desesperado, sin valor, impotente o culpable.
  • Sentirse triste o ansioso todo el tiempo, o sentirse “vacío”.
  • Sentirse irritable o tener mal genio.
  • No disfrutar las actividades que normalmente lo hacen feliz.
  • No tener mucha energía o sentir fatiga con frecuencia.
  • Sentirse inquieto o tener problemas para permanecer sentado.
  • Tener problemas para recordar cosas, concentrarse o tomar decisiones.
  • Tener problemas para dormir o dormir mucho más de lo habitual.
  • Cambios en el apetito o el peso.
  • Tener pensamientos sobre la muerte o el suicidio, o querer hacerse daño o suicidarse.
  • Tener dolores, cefaleas, calambres o problemas estomacales que no tienen otra explicación.
  • Moverse o hablar más despacio de lo habitual.

Tratamiento de la depresión

Los dos tipos principales de tratamiento para la depresión son la terapia y los medicamentos. En la mayoría de los casos, el uso conjunto de estos dos tratamientos es el que tiene más éxito.

Terapia

La terapia de conversación, o psicoterapia, ayuda a las personas a ver la forma en que manejan sus emociones. También les ayuda a las personas a reaccionar de otra manera ante sus emociones, pensamientos y comportamientos. La terapia implica hablar con un profesional de la salud mental autorizado, como un consejero o un psicólogo.

La terapia puede ser entre un paciente y su terapeuta, o puede tener lugar en grupo. A algunas personas les queda bien cualquiera de los dos entornos, mientras que otras prefieren uno u otro.

La terapia de conversación suele llevar tiempo para ayudarle a sentirse mejor. Es importante encontrar un terapeuta adecuado para usted y no interrumpir las sesiones para darle a la terapia la oportunidad de surtir efecto.

Medicamentos

Los medicamentos antidepresivos pueden aliviar la depresión. Estos medicamentos actúan cambiando la forma en que su cerebro utiliza las sustancias químicas que afectan el estado de ánimo o el estrés.

Hay muchos tipos diferentes de antidepresivos. Los distintos medicamentos y las dosis funcionan mejor para algunas personas que para otras. Los efectos secundarios de los distintos antidepresivos también varían de una persona a otra. Puede llevar tiempo averiguar qué antidepresivo y qué dosis le servirán más.

La mayoría de los antidepresivos tardan de cuatro a seis semanas en empezar a funcionar de verdad. Es importante que los tome durante este tiempo antes de decidir si le funcionan o no. Durante este momento, quizá experimente cambios en su estado de ánimo, el sueño, el apetito y la capacidad de pensar con claridad.

Si empieza a sentirse mejor, no deje el medicamento sin haber hablado con su médico. Dejar un antidepresivo bruscamente puede provocar síntomas de abstinencia, que la depresión vuelva a aparecer u otros efectos.

Apoyo en caso de crisis

Ya sea que esté pasando por una crisis, o no, los recursos de apoyo especiales para la comunidad LGBTQ+ están disponibles las 24 horas del día.

El Trevor Project Lifeline es un servicio para jóvenes LGBTQ+. Llame al 1-866-488-7386, envíe un mensaje de texto al 678-678 o use el chat.

Trans Lifeline está dirigida por la comunidad trans y para la comunidad trans. Para obtener apoyo de compañeros para usted o para alguien que conozca, llame al 877-565-8860.

La Línea Nacional de Prevención del Suicidio ofrece servicios gratuitos y confidenciales (en español), incluido el apoyo especial para la comunidad LGBTQ+. Llame al 1-800-273-TALK (8255).

Para más información sobre los servicios de salud mental del UPMC Western Behavioral Health, llame al 1-877-624-4100 o al 412-624-1000.

Los resolve Crisis Services de UPMC Western Behavioral Health ofrecen asesoramiento y apoyo las 24 horas del día a todos los residentes del condado de Allegheny. Llame al 1-888-796-8226 o visite nuestro centro —no hace falta cita— en 333 North Braddock Ave., Pittsburgh, PA 15208.

Fuentes
  • Depression. National Institute of Mental Health. Enlace
  • Discrimination in America: Experiences and Views of LGBTQ Americans. Robert Wood Johnson Foundation. Noviembre 2017. Enlace
  • Grace Medley, Rachel N. Lipari, Jonaki Bose, Devon S. Cribb, Larry A. Kroutil, Gretchen McHenry. Sexual Orientation and Estimates of Adult Substance Use and Mental Health: Results from the 2015 National Survey on Drug Use and Health. Octubre 2016. Enlace
  • Ilan H. Meyer. Prejudice, Social Stress, and Mental Health in Lesbian, Gay, and Bisexual Populations: Conceptual Issues and Research Evidence. Psychological Bulletin. Septiembre 2003. Enlace
  • Jonathon W. Wanta, Joshua D. Niforatos, Emily Durbak, Adele Viguera, Murat Altinay. Mental Health Diagnoses Among Transgender Patients in the Clinical Setting: An All-Payer Electronic Health Record Study. Transgender Health. Enlace
  • Joshua D. Safer, Eli Coleman, Jamie Feldman, Robert Garofalo, Wylie Hembree, Asa Radix, Jae Sevelius. Barriers to Health Care for Transgender Individuals. Current Opinion in Endocrinology, Diabetes and Obesity. Abril 2016. Enlace
  • Kassie R Terrell, Robert J Zeglin, Reagan E Palmer, Danielle R M Niemela, Nathan Quinn. The Tsunamic Model of LGBTQ+ Deaths of Despair: A Systemic Review to Identify Risk Factors for Deaths of Despair Among LGBTQ+ People. Journal of Homosexuality. Junio 4, 2020. Enlace
  • Lesley Steinman, Amanda Parrish, Caitlin Mayotte, Perla Bravo Acevedo, Eva Torres, Mariana Markova, Margaret Boddie, Sue Lachenmayr, Carol Nohelia Montoya, Libby Parker, Edrei Conton-Pelaez, Joscelyn Silsby, Mark Snowden. Increasing Social Connectedness for Underserved Older Adults Living With Depression: A Pre-Post Evaluation of PEARLS. The American Journal of Geriatric Psychiatry. Octubre 16, 2020. Enlace
  • LGBTQI. National Alliance on Mental Illness. Enlace
  • Mental Health and the LGBTQ Community. Human Rights Campaign Foundation. Enlace
  • Understanding Anxiety and Depression for LGBTQ People. Anxiety and Depression Association of America. Enlace

Acerca de UPMC Western Behavioral Health

UPMC Western Psychiatric Hospital es un líder reconocido a nivel nacional en atención médica, investigación y educación. Es uno de los centros de atención psiquiátrica con base universitaria más importantes del país gracias a su integración con el Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh. UPMC Western Psychiatric es el centro de UPMC Western Behavioral Health, una red de casi 60 programas comunitarios que ofrecen atención especializada en salud mental y adicciones a niños, adolescentes, adultos y las personas mayores en todo el oeste de Pensilvania.